Los dolores de cabeza de un viajero con un apellido de dos letras

Ho. Ese es mi primer apellido, el de mi padre, y mi abuelo, procedente de la provincia china de Cantón. Se trata de un apellido bastante común en China, donde podemos encontrar otros apellidos cortos, como Li, Wu, Xu y Ng; sin embargo, en la mayoría de los países occidentales, un apellido de solamente dos letras no es para nada común. Esto hace que cada vez que tengo que dar mi nombre a alguien, la conversación sea por lo general de esta manera:
—Mi primer apellido es Ho. Se deletra hache-o.
—¿Ajá?
—Eso es todo, solo dos letras.
—Ah, ¿nada más?
—Correcto, es así. Mi segundo apellido es Diéguez, como Diego.

La verdad es que tampoco ayuda que mi segundo apellido no sea tan común como Pérez o Fernández. Basta con mirar estas cifras: según el Instituto Nacional de Estadística, a la fecha del 1 de enero de 2010, en España habían 17239 personas con el apellido Diéguez, ya sea como primer o segundo apellido, de un total de 47 millones. Y con el apellido Ho, habían 136

Pero sin duda alguna, lo más incordiante son los servicios tecnológicos que no están diseñados para apellidos de menos de tres letras. Por ejemplo, ahora mismo estoy tratando de facturar y obtener mi tarjeta de embarque para un vuelo que tengo mañana con Iberia, pero su sistema no me lo permite, pues considera que hay un error en mi apellido. Este problema lo he tenido antes y normalmente lo evito utilizando mis dos apellidos al comprar los billetes, pero suele pasar que cuando alguien que no es hispanohablante hace la reserva por mí, utiliza solamente mi primer apellido, tal y como se hace en su propia cultura, y esto es lo que ha sucedido en este caso. Así pues, Iberia me informa que hay un error al tratar de hacer el check-in online.

Error en la web de Iberia al tratar de facturar con un apellido de menos de tres letras

Error: su apellido no puede ser un apellido de verdad

Voy a tratar de arreglar esto llamando al servicio de atención al cliente, porque de lo contrario tendré que ir mañana al mostrador de facturación de business class, explicarles que mi apellido es muy cortito, y obtener entonces mi tarjeta de embarque, para un vuelo en el que solamente llevaré equipaje de mano. Y sí, lo sé porque ya lo he hecho antes. 😦

Solía tener problemas también con la web de Edreams.es, la cual también rechazaba mi apellido de dos letras. Para salvar este incordio, escribía Ho. como primer apellido, y voilà, ese sí que lo aceptaba. No obstante, me acabo de fijar si tendría el mismo incoveniente, y veo que lo han arreglado. ¡Bravo! A ver si Iberia hace lo mismo…

Dicho esto, seguro que mi apellido no es el único que da problemas a los viajeros. ¡Cuéntanos tus anécdotas en los comentarios!

Anuncios

Acerca de Carlos Ho Diéguez

Panameño-español residente en ciudad de Panamá. Ingeniero en electrónica y árbitro de Magic: The Gathering cuya mayor pasión es viajar y conocer el mundo.
Esta entrada fue publicada en Personal, Viajes y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

13 respuestas a Los dolores de cabeza de un viajero con un apellido de dos letras

  1. Gustavo dijo:

    Mi problema usualmente es que yo utilizo mis dos apellidos que son “Otero” y “De León”. Cuando imprimo my tarjeta de embarque mis apellidos salen todos aglomerados y hay veces que el empleado de TSA (Seguridad) mira mi tarjeta y luego mira my pasaporte y tiene que llamara al supervisor. Ya me ha pasado en 3 ocasiones y todas en Puerto Rico. En E.U. o en otros países no me pasa :p

    • Carlos Ho D. dijo:

      ¿En serio te da problemas eso? Pero si hay un montón de iberoamericanos viajando por los Estados Unidos. ¡Y además dices que te ocurre en Puerto Rico, donde la mayoría son latinos! Mi nombre por lo general cabe completo, gracias a la escuetez de mi primer apellido, pero el de Natalie, no, y no ha tenido problemas nunca. Me parece curioso…

  2. Kaja dijo:

    También una fuente infinita de problemas son los nombres con signos diacríticos, sobre todo si son los menos populares. Claro, es mejor sustituir la letra con otra, sin diacrítico, pero a veces requieren que el nombre esté escrito tal y como en la tarjeta de crédito… Una vez, al hacer la reserva, Sebastian escribió su nombre como “Pękala” y en aquel momento, o sea en la página de agencia, todo parecía normal, pero luego recibimos de la compañía aérea un email de confirmación y resultó que uno sistema u otro falló y la ę desapareció por completo, convirtiendo a Sebastian en “Pkala”. La agencia luego decía que no podían cambiarlo, y la compañía, que nos pusiéramos en contacto con la agencia que nos había hecho la reserva… Nos costó muchos nervios arreglarlo, pero al fin y al cabo viajamos sin problemas.
    Últimamente, cuando Sebastian solicitó una nueva tarjeta de crédito, les pidió que pusieran su nombre sin la ę, por si acaso… Y le dijeron que claro, que no había problema, pero en fin se olvidaron.

    • Carlos Ho D. dijo:

      Ciertamente, son problemas que yo he tenido también, pues mi nombre completo es Carlos Víctor Ho Diéguez. Pero ya he optado por hacer todas mis reservas y compras sin los acentos escritos, y me ha ido bien. La verdad es que, en mi experiencia, nunca te exigen que el nombre que pones esté escrito exactamente igual que en tu tarjeta, basta con que tenga los caracteres equivalentes (en mi caso í = i, é = e).

  3. A mí, por suerte, nunca me pasó algo con mi apellido. Sí me sucedió algo similar: en el GP México resulta que un día la tarjeta-llave de la habitación dejó de funcionar, fui a pedir que me la cambien

    “Esta llave es de la habitación (nº) y no funciona, ¿podrías reemplazarmela?”
    “Cómo es su nombre?”
    “Alejandro Raggio”
    “No, ese no es su número de habitación, debe ser otra”.
    “Estoy seguro de que es esa, acabo de estar ahí”
    “A ver, espere que reviso”
    “No, en esa habitación hay otra persona.”
    “No, ahí estoy yo y mi compañero de habitación, ¿Qué nombre figura?
    “Alejandro Ernesto”

    Ja….

    • Carlos Ho D. dijo:

      J0j0j0, eso ni siquiera tiene que ver con el apellido, sino con el sentido común de la persona que te atiende, ya que incluso hablaba el mismo idioma… A mí en los hoteles me suele pasar que no sé ni cómo decirles el apellido de la reserva, si igual nunca lo entienden. El doble apellido chino-español debe ser un dolor de cabeza para ellos; lo suelen pronunciar “jodiguis”, con acento en la o. Suele ser más fácil mostrarles la confirmación de la reserva o mi pasaporte.

      • Uyyy, me bardean en público…..

        En ese caso, no creo que me encontraran fácil, ya que en el hotel me habían registrado como “Alejandro Ernesto”, el apellido no estaba registrado. Así de eficaces eran. Tuvo que buscar en la planilla impresa que tenía de todas las habitaciones del GP.

      • Carlos Ho D. dijo:

        Falta un poco de sentido común ahí. Si alguien me dice “Soy Alejandro Raggio”, y yo veo un “Alejandro Ernesto”, le preguntaría “¿Cuál es tu nombre completo?”.
        Tal vez el arbitrar torneos de Magic y ver la confusión que se genera con los nombres al inicio del día ayuda a entender estas cosas…

  4. Mireille Diéguez dijo:

    jajajaja, yo siempre doy una identificación para ahorrarme la saliba! Con los nombres y el apellido tengo suficiente!

    • Al hacer el check-in yo directamente les doy el pasaporte, que lean ellos mi nombre. no tengo ganas de perder tiempo en que entiendan mi nombre o lo sepan escribir, sólo para que 10 segundos después te pidan el pasaporte.

      El que yo conté fue otro caso, que no es la primera vez que me sucede algo así. Recuerdo una excursión en Perú donde llamaban a “Alejandro Ernesto” y me decían “No, no tengo a ningún Alejandro Raggio”….muy gracioso, ni recuerdo si llegué a mostrarles el documento.

      • Carlos Ho D. dijo:

        Recuerdo que a Raül Rabionet al principio de su etapa de GPs siempre lo ponían Raül Janssen, pensando que Rabionet era su segundo nombre. Y claro, como Janssen es un apellido neerlandés, a los flamencos les sonaba que debía ser el apellido correcto.

  5. Javier Castellán dijo:

    En viajes no he tenido ningún problema, pero sí al pedir factura contable. Mi apellido es Castellán, que es una castellanización de Castellani (mi tatarabuelo era italiano), y en Guatemala solo mi familia tiene ese apellido (no somos más de 50 en todo el país).

    Lo que ocurre normalmente es que ponen Castellanos, y eso me ocasiona problemas al declarar impuestos, pues claramente Javier Castellanos es otra persona y yo no hice esa compra.

    • Carlos Ho D. dijo:

      Creo que eso pasa con casi todos los apellidos que no son tan comunes. Mi segundo apellido, Diéguez, me lo han escrito de todas las maneras posibles (Diérez es una de las que viene a la mente).

      Ah, pero amigo mío, si no has perdido un vuelo o estado a punto de perderlo, solamente por tu apellido, te falta por descubrir una experiencia maravillosa. 😛

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s